Creemos que no es lo habitual que los accidentes en Rusia acaben como el de este vídeo, pero es la prueba de que, en ocasiones, sucede.

Dos carros chocan en un cruce porque ninguno de los dos mira si tiene paso libre antes de continuar. Con la ley española en la mano, el vehículo gris sería el culpable ya que el azul sale por su derecha pero como desconocemos si en Rusia imperan las mismas normas, dejaremos en blanco la casilla del parte de accidentes que apunta a la responsabilidad de uno u otro conductor.

El caso es que los ocupantes del vehículo azul se bajan indemnes del choque y se dirijen al otro carro. Sin mediar palabra y sin dejar que el otro conductor se apee, el primero le suelta un puñetazo que llega acompañado de un golpe con la puerta de un segundo ocupante del carro azul.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados